Recomendaciones

Aquí exponemos una relación con las recomendaciones lectoras de alumnos y profesores del centro.

¡LIBRO DE NUEVA ADQUISICIÓN!

El Tesoro del Artemisa.

José Manuel Márquez Vázquez

Ed. Hilos de Emociones. 

Por: Ester Rodríguez Macarro (profesora de Lengua Castellana y Literatura)

”“

Cien años de soledad

Gabriel García Márquez

Por: Arturo Pérez Peralta. (1º Bachillerato)

”Cien años de soledad es uno de los libros más hermosos que he leído en mi vida, no porque sea bonito, sino porque es humano.

Quien lo haya leído sabe lo podrido de sus personajes, lo irracional de sus actos, lo monstruoso de sus pensamientos... Y sin embargo, todo eso es lo que los hace atractivos.

Nadie es perfecto, y eso el libro lo quiere dejar claro: no hay más que ver a la figura del glorioso coronel Aureliano Buendía. Es un militar consagrado por la guerra, y aunque al principio parece la persona más cuerda de la familia Buendía vemos como poco a poco se va pudriendo, como poco a poco la leyenda se cae, como poco a poco va perdiendo sus ideales, revelando su naturaleza, ya que, aunque lo consideren un héroe, él sólo quiere estar tranquilo. Esto se ve claro cuando empieza a hacer pescaditos de oro después de la guerra: no lo hace por la fama o el dinero, lo hace por lo repetitivo de la tarea. No es diferente al borracho de El Principito, que bebe para olvidar que bebe. y es que el libro hace todo lo que está en sus manos para pintarnos al coronel Buendía como un fracasado: todos lo aman pero él no ama a nadie, se le considera el ganador de la guerra pero no ha ganado ninguna batalla, ha eludido a la muerte pero ha abrazado a la soledad, es considerado un héroe y él sólo quiere estar solo. Y es que ese es un tema central de la novela: desmitificar el mito.

Todos los personajes del libro tienen la misma podredumbre mental: Amaranta Úrsula tiene relaciones incestuosas con su sobrino, Remedios, la bella, desprecia a todos sus pretendientes y no le preocupa su muerte; Aureliano Buendía se casa con una niña mucho menor que él, José Arcadio es un asesino al que le atormentan los fantasmas del pasado...

Y sin embargo, uno no puede sino sentir lástima por todos ellos. Se siente lástima porque todos actúan impulsados por un sentimiento común: Una profunda, negra, triste, melancólica e incansable soledad.

Y, a pesar de todo, ellos lo aceptan, porque es lo suyo.

Definitivamente, nadie es perfecto. Y es por eso por lo que podemos simpatizar con estos personajes: porque nos identificamos con ellos. Nadie está libre de pecado, todos hemos cometido errores. Tal vez no son tan gordos como los del coronel Aureliano Buendía, que mata gente porque se ha cansado y ha perdido los ideales, pero todos en algún momento hemos contemplado una injusticia y no hemos hecho nada, y después hemos pensado "podría haber hecho algo más". Por eso conectamos con estos personajes, porque, con sus más y sus menos, nos representan, y si no a nosotros, a nuestras emociones más obscuras: nuestra soledad, nuestro desprecio por nosotros mismos y nuestras manías que ocultamos de los demás.

Y, sin embargo, hay belleza en el mundo. Cuando muere José Arcadio llueven flores del cielo. Cuando Melquíades llega al pueblo por primera vez, el coronel Aureliano Buendía y su hermano contemplan, atónitos, el hielo. Cuando llueve durante varios años seguidos, se van los estadounidenses con su invasión cultural. Cuando muere Remedios, la bella, asciende al cielo. Quiero interpretar todo eso como una forma que tiene Gabriel García Márquez de que, aún con todo, el mundo es un lugar bello, y que vale la pena vivir, porque el Universo es un lugar tan asombroso que, de alguna forma, hay belleza en la muerte. Y también es verdad que no todas las estirpes están condenadas a cien años de soledad.

Nombre Apellidos

Director / Empresa

”Aperiam eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi.“

Nombre Apellidos

Director / Empresa

”Porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet.“